QUERIDO PAPÁ NOEL:

Este ha sido sin duda un año raro.

No voy a decir difícil, ni dramático. Simplemente lo voy a calificar de raro.

La mayoría de las personas del planeta han sufrido como consecuencia de todo lo que ha sucedido. Hay quienes han perdido sus trabajos o sus empresas. Algunos están todavía intentando evitar que eso suceda.

El nivel de pobreza se ha multiplicado, muchas familias no tienen con qué comer. Niños empobrecidos. Paro, Ertes, Ceses de actividad, palabras que muchos de nosotros no conocíamos y desde luego no imaginábamos que podrían tocarnos tan de cerca.

Aún hay gente que no ha cobrado en meses.

Enfermos que no reciben atención porque hay restricciones sanitarias, diagnósticos erróneos o tardíos, iatrogenia….

Muertos. Algunos como consecuencia de este virus, otros como consecuencia de otros.

Mucho dolor en cualquier caso.

Diferentes opiniones. Quienes piensan que ni siquiera existe el virus, que es todo una patraña para controlarnos. quienes piensan que deberíamos encerrarnos en casa y no salir en cualquier caso porque esto es peor que la peste negra. Opiniones enfrentadas que merman nuestras defensas.

Somos seres sociales, necesitamos del apoyo, el reconocimiento y los abrazos de los demás.

Un año sin abrazos, sin el calor de muchos de los nuestros.

Sin duda un año raro.

QUERIDO PAPÁ NOEL

Este año, te escribo esta carta, para pedirte que tengas en cuenta todo esto. Que ha sido un año intenso para todos, confuso, convulso. Que ha arrasado con muchos sueños e ilusiones, que nos ha golpeado y nos ha obligado a recomponernos. Que hay quien lo ha logrado y quien no.

Por eso, querido Papá Noel quiero pedirte que seas un poquito generoso y le ofrezcas a todos los seres humanos del planeta un poquito de buena suerte, una chispita.

Querido Papá Noel, este año, solo pedimos que nos permitas convertirnos en tus emisarios y podamos servir de chispa que encienda la mecha de los deseos de todos aquellos que deseen salir de esta situación y alcanzar sus sueños.

Permítenos dedicar todo el año 2021 a reconstruir, a ilusionar y a llevar a todas las personas una sonrisa, un trabajo, una ilusión que les devuelva a la vida.

Por eso, vamos a empezar haciendo un regalo nosotros: vamos a ofrecernos a trabajar de manera gratuita para aquellas empresas que deseen una nueva oportunidad, vamos a analizarlas y ver su potencial para volver a florecer y que no tengan que cerrar. Vamos a contribuir de esta manera a paliar los efectos económicos de esta crisis.

Nos ponemos a su disposición: CONCURSOS DE ACREEDORES

Porque las crisis, pueden ser una nueva oportunidad. Por eso, si conoces de alguna empresa que se encuentre en esta situación ponla en contacto con nosotros, para que podamos juntos trabajar para salir adelante en los malos momentos.

Querido Papá Noel, esperamos que nuestra contribución te ayude a repartir una nueva oportunidad y un poco de buena energía al planeta en este año que tanto lo necesitamos.

Gracias por servirnos de inspiración un año más.

Deja tu comentario